Tomate

Tomate

El tomate (Lycopersicon esculentum Mill.) pertenece a la familia de las solanáceas.

Es un cultivo de estación cálida, siendo la temperatura un factor clave en ciertos períodos críticos del cultivo, como la floración.

El rango de temperaturas óptimas de crecimiento va desde los 18º a los 27ºC. Fuera de este rango se puede ver afectada seriamente la producción, ya que temperaturas bajo 10ºC afectan la floración y asimismo, temperaturas demasiado altas, combinadas con baja humedad, pueden producir aborto floral, afectando también la viabilidad del polen al contar con una menor humedad ambiental.

Las condiciones de luminosidad también son importantes para el desarrollo del cultivo, requiriendo al menos una cantidad de 6 horas diarias de luz directa para florecer. Al contar con una mayor disposición de luz, la planta estará más capacitada para soportar los frutos, con lo cual mejora el rendimiento del cultivo.

Para un óptimo crecimiento y desarrollo del cultivo, es importante mantener a disposición una adecuada cantidad de agua de riego y regular el pH del suelo (ideal: 6,0 – 6,5) para asegurar la disponibilidad de todos los nutrientes.

Pese a que el tomate es relativamente tolerante a la salinidad, esta es un factor importante a considerar, debido a que niveles altos dificulta la nutrición del cultivo por medio de las raíces.

Existen variedades de tipos determinadas e indeterminadas. La primeras, son aquellas en las cuales los tallos principales y laterales dejan de crecer, terminando en una inflorescencia. Por su parte, en las variedades indeterminadas, los tallos principales y laterales continúan su crecimiento vegetativo (hojas, brotes) y reproductivo (flores y frutos).

La variedades indeterminadas son destinadas para mercado fresco, cosechándose en forma manual. Por su parte, las variedades determinadas, son para fines industriales, por lo cual se cosechan generalmente en forma mecanizada, siendo importante la uniformidad del cultivo y de la fruta (tamaño y madurez). La duración del cultivo suele ser más larga en variedades indeterminadas (invernadero), abarcando entre 150 – 300 DDT (días después del trasplante) a diferencia de los tomates para fines industriales (aire libre), cuyo período dura entre los 90 a 150 DDT.

Dentro de los tipos de tomate, se distinguen comúnmente 4: tomate cherry (pequeños, con dos lóculos), tomate pera (tamaño medio y con dos lóculos también), tomate común (4 a 6 lóculos) y el beefsteak (6 lóculos).

Los requerimientos del mercado difieren según sea tomate para consumo fresco o para uso industrial; en el primer caso, son importantes atributos como el sabor, color, forma, textura (frutos firmes) y la uniformidad en la forma y el tamaño de los frutos, mientras que para tomate industrial se exige principalmente un color rojo fuerte, uniforme, y que estén libres de defectos como grietas y golpes.

Requerimientos Nutricionales
Para conocer los requerimientos nutricionales de la planta de tomate, primero hay que conocer las etapas fenológicas por las que atraviesa el cultivo:

• Etapa 1: Establecimiento de la planta. La planta se enfoca en el desarrollo de una raíz firme y utiliza sus reservas para la fotosíntesis y formación inicial de las partes aéreas de la planta.

• Etapa 2: Crecimiento vegetativo. Ocurre en los primeros 40-45 días. Este período es seguido por otras 4 semanas de crecimiento rápido, mientras que la planta está floreciendo y desarrollando frutos. Después de 70 días, cesa el crecimiento vegetativo y la acumulación de materia seca en hojas y tallos. La planta requiere en esta etapa una mayor cantidad de nutrientes para sostener el crecimiento de hojas y ramas en expansión.

• Etapa 3: Floración y cuaja. según variedad, condiciones medioambientales y manejo del cultivo, comienza alrededor e 20 a 40 después del trasplante. La polinización se realiza por abejas, viento y aplicación de hormonas (auxinas) para promover la cuaja.

• Etapa 4: Desarrollo de fruta. Se produce la acumulación de materia seca en los frutos, a un ritmo relativamente estable.

• Etapa 5: Madurez fisiológica y cosecha. la madurez de la fruta se produce alrededor de los 80 DDT.

En la Figura 1, se puede observar que los macronutrientes N, P, K, Ca y Mg son requeridos desde el inicio post trasplante.

Figura 1. Absorción de los principales nutrientes por plantas de tomate luego del trasplante
Figura 1. Absorción de los principales nutrientes por plantas de tomate luego del trasplante

Para el caso del N, justo previo a la floración se observa el incremento máximo de su absorción. Por otro lado, es posible observar que en todos los nutrientes, con excepción del fósforo, se incrementa su absorción al llegar la floración y posteriormente cuaje y llenado de fruto, mientras que el fósforo juega un rol clave en la fase inicial y luego disminuye drásticamente su absorción. Pese a esto, es importante contar con un nivel adecuado de P en floración y cuaja, ya que tiene rol en la disminución de frutos verdes a la cosecha.
Necesidades Nutricionales
A continuación se presenta una tabla con las necesidades nutricionales según cada etapa fenológica de la planta de tomate.

Etapas fenológicas

Necesidades nitritivas

Etapa 1: Establecimiento

Nitrógeno: promueve crecimiento temprano y alto vigor en la etapa inicial.
Fósforo: maximiza el desarrollo de la raíz. Los requerimientos de este elemento son alrededor de 50 kg/ha durante todo el ciclo del cultivo.
Potasio: promueve la fotosíntesis (más asimilación de CO2 y más azúcares ) y la producción de proteínas.
Calcio: es importante para el crecimiento radicular al ser un componente clave en la estructura de la pared celular y promover al Potasio en la regulación de apertura y cierre de estomas, permitiendo el movimiento de agua dentro de la célula.
Boro, Zinc, Manganeso, Molibdeno: aseguran buen crecimiento y desarrollo aéreo.

Etapa 2: Crecimiento vegetativo

Nitrógeno: asegura un crecimiento continuo. Se requiere en una cantidad relativa a los 250 kg/ha totales durante la temporada total del cultivo.
Potasio: mejora la eficiencia de fertilizantes nitrogenados. Mejora la eficiencia en el uso de agua. Regula la apertura y cierre de los estomas. Los requerimientos de este elemento son alrededor de 300 kg/ha durante todo el ciclo del cultivo.
Calcio: para el vigor de las hojas y crecimiento de la canopia. Los requerimientos de este elemento son alrededor de 170 kg/ha por un tomate al aire libre que rinde 100 t/ha.
Azufre: Es importante para un buen rendimiento y el aumento de los sólidos solubles totales (TSS).

Es importante mantener un adecuado balance de Potasio con Magnesio y Calcio, ya que mucho Potasio restringe la absorción de estos otros dos cationes.

Un alto nivel de Potasio puede evitar problemas de raíces causados por exceso de Nitrógeno, asimismo mantener el crecimiento de la planta bajo condiciones salinas. Es recomendable realizar análisis foliares para evaluar necesidades de mircronutrientes, lo cual permitirá diagnosticar y corregir deficiencias.

Etapa 3: Floración y cuaja

Nitrógeno y Potasio: mantiene el crecimiento de la planta maximiza el número de flores
Fósforo: desarrollo del fruto.
Calcio: maximiza el desarrollo reproductivo del cultivo.
Magnesio: asegurar un buen abastecimiento de flores y llenado de frutos. Los requerimientos de este elemento son alrededor de 60 kg/ha durante todo el ciclo del cultivo. Es necesario un abastecimiento reglar durante todo el ciclo y evitar excesos de Potasio, NH4 y Calcio, ya que podrían limitar la absorción de Magensio.
Boro: rol importante en la germinación del polen, crecimiento del tubo polínico y desarrollo del fruto (facilita el movimiento del Calcio dentro de la planta).
Zinc: maximiza la cuaja, desarrollo y fructificación.

Etapa 4: Desarrollo de fruta

Potasio: es el nutriente principal en lo relativo a la calidad del tomate, mejorando la uniformidad en la madurez, forma y firmeza de la fruta. Ayuda en el transporte y almacenamiento de asimilados desde la hoja a la fruta. Reduce la proporción de fruta hueca.
Calcio: tiene influencia clave sobre la firmeza y calidad de los frutos, su deficiencia puede dar paso al desorden Blossom End Rot (BER).
Magnesio: es particularmente importante para asegurar frutos bien formados hasta maduración.
Boro: para la formación de la pared celular y como componente estructural de esta.

Etapa 5: Madurez fisiológica y cosecha

Potasio: es responsable de la sintesis de licopeno (color rojo). Reduce incidencia de desórdenes en maduración. Mejora el sabor de la fruta mediante el aumento de acidez.
Calcio: calidad de almacenamiento y menor susceptibilidad a enfermedades.

Absorción de Nutrientes
Absorción de Nutrientes

En la Figura 1, se puede observar la absorción de nitrógeno por las diferentes estructuras en un cultivo de tomate al aire libre (uso industrial).

En la Figura 2, es posible apreciar que en un nivel inicial, la absorción es mayor por las hojas y tallos hasta alrededor de los 70 días, momento en el cual la absorción por estas estructuras de la planta se estabiliza, dando paso a una gran demanda por los frutos. Este patrón de curva de absorción de N por los frutos vs. hojas y tallos es muy similar también para la absorción del potasio y el fósforo.

Figura 1
Figura 1
Figura 2
Figura 2

Por otro lado, si comparamos la absorción de N, P y K total por las plantas, se observa que las magnitudes de absorción son muy diferentes (una alta absorción de K2O, que se expresa desde alrededor de los 40 días DDT hasta llegar al orden de 500 kg/ha a los 110 DDT, seguido por un total de 250 kg/ha de absorción de N total y 100 kg/ha de P2O5).

Con respecto al tomate en invernadero (crecimiento indeterminado), hay un marcado aumento en la absorción de potasio durante la floración en los primeros 10 racimos, con un máximo entre el racimo 7° y el 10° (Figura 3).
Figura 3. Absorción de K, Ca y Mg por la planta de tomate en relación al desarrollo de racimos y el tiempo.
Figura 3. Absorción de K, Ca y Mg por la planta de tomate en relación al desarrollo de racimos y el tiempo.

En esta etapa también se produce una disminución del crecimiento de la raíz. La concentración de absorción del Ca y Mg disminuye y la absorción de N, P y K se mantiene en una relación más o menos estable en el tiempo.

Las pautas de fertilización y ajustes nutritivos se realizan desde la antesis y de acuerdo a la cantidad de racimos elegidos para cada etapa fenológica.
Recomendación Nutricional
Un adecuado aporte de nutrientes a las plantas debe incorporar tanto macronutrientes como micronutrientes. SQM, dentro de la selección de productos de nutrición vegetal de especialidad (NVE) que ofrece, dispone de las siguientes alternativas de acuerdo a la vía de aplicación (fertirriego, al suelo o vía foliar):

Nutrición vegetal de especialidad

La siguiente tabla, muestra soluciones nutricionales de especialidad disponibles para abastecer las necesidades nutritivas del cultivo del tomate.

Nutriente

Nombre común

Fórmula química

Características

Fuente Preferida

Nitrógeno

Urea: Urea
Fosfato de Urea

CO(NH2)2
CO(NH2>2 H3PO4

No puede ser utilizada directamente por las plantas, es transformada en amonio previamente. Es la fuente de Nitrógeno menos eficiente.

Amonio: Sulfato de Amonio
Fosfato Monoamónico (MAP)
Fosfato Diamonio (DAP)

NH4)2SO4
NH4H2PO4
(NH4)2HPO4

Es inmóvil en el suelo, restringiendo su disponibilidad en la zona de raíces. Su asimilación por la planta es más lenta. Al ser un catión, compite por la absorción por las raíces con otros cationes.

Nitrato:
Nitrato de Potasio
Nitrato de Potasio Sódico
Nitrato de Calcio Sólido
Nitrato de Calcio Líquido
Nitrato de Magnesio
Nitrato de Amonio
Ácido Nítrico

KNO3
(5(Ca(NO3)2) NH4NO3 10H2O
Ca(NO3)2 en solución
Mg(NO3)2 6H2O
NH4NOz3
HNO3

Es asimilado fácily rápidamente por las plantas. Al ser un anión, promueve la absorción de otros nutrientes (cationes: K+, Ca2+ y NH4+).
Tanto el Amonio como el Nitrato pueden ser absorbidos por las plantas, por lo cual hay que cuidar la relación Amonio / Nitrato lo cual variará en función de la especie, la temperatura y el pH de la zona de raíces.

Fósforo

Fosfato Monoamónico (MAP)

NH4H2PO4

Para suelos con pH > 7.5

Fosfato Diamónico (DAP)

(NH4)2HPO4

Para suelos con pH 6 - 7.5

Fosfato Monopotásico (MKP)

KH2PO4

 

Superfosfato Triple (TSP)

Principalmente Ca(H2PO4)2

Para suelos con pH < 6

Fosfato de Urea

CO(NH2)2 H3PO4

Acidificante fuerte en forma Sólida.

Ácido Fosfórico

H3PO4

Acidificante fuerte en forma Líquida.

Potasio

Nitrato de Potasio

KNO3

Es el fertilizante potásico ideal en todas las etapas de crecimiento. Alta solubilidad.

Nitrato de Potasio Sódico

KN3 NaNO3

Contiene 19% de Na para mejorar °Brix y contenido de materia seca en frutos.

Sulfato de Potasio

K2SO4

Para fase de crecimiento final.

Bicarbonato de Potasio

KHCO3

Para corregir el pH (aumentarlo).

Cloruro de Potasio

KCl

Frecuentemente usado para aumentar el sabor del tomate.

Calcium

Nitrato de Calcio Sólido

(5Ca(NO3)2) NH4NO3 10H2O

Fuente de Calcio más usada soluble. Contiene Amonio para corrección del pH.

Nitrato de Calcio Líquido

Ca(NO3)2 in solution

No contiene Amonio.

Cloruro de Calcio

CaCl2

Frecuentemente usado para aumentar el sabor del tomate.

Cloruro

CaCl2
MgCl2
KCl
NaCl

 

Usado para aumentar el sabor del tomate, sin embargo hay que evitar aplicar en exceso, ya que puede producir salinidad en zona radical, competencia por absorción con otros iones, "goldspeck"y una vida de poscosecha más corta.

Magnesio

Sulfato de Magnesio

MgSO4 7h2O

Es la fuente más usada de Magnesio. No se puede mezclar con Calcio en el tanque madre.

Nitrato de Magnesio

Mg(NO3)2 6H2O

Tiene disolución rápida y alta solubilidad.

Azufre

Sulfato de Magnesio

MgSO4 7H2O

Usado para completar la demanda de Magenesio y para suplir parte del Azufre.

Sulfato de Potasio (SOP)

K2SO4

Usado para proporcionar el resto de la demanda de Azufre y parte de la demanda de Potasio en la nutrición de tomate.

Sulfato de Amonio

(NH4)2SO4

Cuidar dosis para evitar salinidad de desequilibrios nutritivos.

Ácido Sulfúrico

H2SO4

Ácido fuerte. Evitar excesos de aplicación.



Además de estos fertilizantes de aplicación directa mencionados, en el mercado existen mezclas NPK granuladas y solubles las cuales están disponibles por cada etapa fenológica (Ultrasol® Inicial, Ultrasol® Desarrollo, Ultrasol® Crecimiento, Ultrasol® Producción, Ultrasol® Multipropósito, Ultrasol® Color, Ultrasol® Calidad, Ultrasol® Post-Cosecha, Ultrasol® Fruta y Ultrasol® Especial) y también por cultivo (Ultrasol® Tomate, en este caso). Existe una segmentación especial en Qrop™, la línea de nutrición vegetal de especialidad para aplicación directa al suelo.

La siguiente tabla muestra los productos en base a microelementos que están disponibles para abastecer las necesidades nutritivas del cultivo del tomate.

Nutriente

Fuentes Principales

Comentarios

Hierro

EDTA

Para fertirrigación cuando el pH < 6 y como foliar.

DTPA

Para fertirrigación cuando el pH < 7.

EDDHA / EDDHMA

Para fertirrigación cuando pH > 7.

Zinc

EDTA

Se disuelve más fácil que el sulfato.

Sulfato

 

Manganeso

EDTA

Se disuelve más fácil que el sulfato.

Sulfato

 

Cobre

EDTA

Se disuelve más fácil que el sulfato.

Sulfato

 

Boro

Ácido bórico

Efecto acidificante. Las plantas sólo absorben Boro como ácido bórico. por lo tanto, es la fuente de Boro más eficiente.

Borato de sodio

Reacción alcalina.

Ulexita

Borato de Calcio sódico con 32% B2O3 para la entrega pregresiva de Boro. Esto reduce el riesgo de toxicidad de Boro y asegura un periodo largo de suministro de Boro a la planta.

Molibdeno

Molibdato de sodio

El molibdato de sodio es una fuente más barata que el Molibdato de amonio.

Molibdato de amonio.

 

Respuestas a la aplicación
Respuestas a la aplicación de productos de Nutrición Vegetal de Especialidad en cultivos de tomate

Efectos en: Niveles de K,Ca y Mg.

Organo

Fuente de N

Contenido de Nutrientes en la Materia Seca (meq/100g)

K

Ca

Mg

Hoja

NO3

58

161

30

NH4

29

62

25

Pecíolo

NO3

176

126

38

NH4

90

61

17

Tallo

NO3

162

86

35

NH4

54

50

18

Raíz

NO3

93

44

40

NH4

43

38

11


Fuente: Xu et al, 2001

Detalle del ensayo / Comentarios: Al utilizar nitrato y amonio como fuente de nutrición de N en plantas de tomate, se encontraron más altos niveles de K, Ca y Mg en las plantas que fueron fertilizadas con nitrato.

Efectos en: Incidencia de fruta con BER y contenido de Ca en hojas.

Efecto

% N proporcionado como N amoniacal

0

20

40

Frutas afectadas por BER en las primeras 4 cosechas (% por número).

0,0

24,0

46,0

Contenido de calcio en hojas (% Ca)

1,8

1,5

0,9


Fuente: Massey y Winsor, 1980

Detalle del ensayo / Comentarios: Se observó el efecto del N amoniacal en la proporción de fruta afectada por Blossom End Rot (BER) y en el contenido de Ca en las hojas. A un mayor contenido, aumentó la incidencia de BER y disminuyó el cont de Ca en las hojas.

Efectos en: Incidencia de fruta con BER y clorosis.

Tratamiento %

Rendimiento Relativo

Peso de Fruta Relativo

BER %

Indice de Clorosis

NO3

NH4

Urea

100

 

 

100

100

0,2

5,2

75

25

 

101

100

3,0

3,5

50

50

 

96

90

2,8

2,7

75

 

25

94

94

2,2

4,4

50

 

50

104

97

4,2

1,0

75

25)*

 

96

94

2,7

3,6

50

50)*

 

101

93

2,1

2,0


Fuente: Sonneveld y Voogt, 1983 y 1985

Detalle del ensayo / Comentarios: Respuesta del tomate a la nutrición en medio hidropónico. Se observó que una alta dosis de N-NO3- reduce el porcentaje de BER a diferencia que con N-NH4+, pero un nivel tan alto de N-NO3- también induce a clorosis, por lo cual lo más adecuado es una proporción 93% de N-NO3- y un 7% de N-NH4+.

Efectos en: Uniformidad en forma y madurez.

Efecto

Potasio Aplicado (kg/ha)

LSD

359

706

1.428

(P = 00,5)

% de forma irregular (entre fruta de color uniforme)

56,3

32,6

28,0

2,9

% de maduración irregular

40,5

12,4

5,8

3,3

% de maduración irregular (solo formas severas)

24,1

5,3

1,3

2,6


Fuente: Winsor, 1979

Detalle del ensayo / Comentarios: Se obtuvo una mayor uniformidad en la forma y madurez en tomates cultivados con mayores niveles potásicos.

Fuente: Adams et al, 1978
Fuente: Adams et al, 1978

Detalle del ensayo / Comentarios: Se observó una relación positiva entre los niveles de potasio en la hoja y la acidez titulable (arriba) y total (abajo) en jugo de fruta. La acidez es la característica que determina el sabor del tomate.

Efectos en: Calidad de la fruta.

CE en el ambiente radicular mS/cm

Falta de Color %

Vida de Postcosecha (días)

Savia de la fruta

CE S/c

Acidez mmmole/l

Azúcar °Brix

0,75

21

6,2

4,5

5,9

6,1

2,50

17

6,6

5,1

6,6

4,1

5,00

2

9,1

5,5

7,6

4,6

Fuente: Sonneveld y Voogt, 1990

Detalle del ensayo / Comentarios: Efecto de la conductividad eléctrica (CE) en la calidad de la fruta. A mayor CE (mayor fertilización), se obtuvo mejor color, mejor vida postcosecha, mayor acidez y ºBrix.

Efectos en: °Brix y vida postcosecha.
Fuente: Voogt,2002
Fuente: Voogt,2002

Detalle del ensayo / Comentarios: Una relación mayor de K/Ca (mmole/mmole) en la solución nutritiva produce más °Brix y una mayor vida postcoseha. Por otro lado, a mayor contenido de Mg, estas características también se ven favorecidas.

Efectos en: Contenido de licopeno.

Dosis de KNO3 en kg/ha

Licopeno ppm

100

10,3

200

13,3


Detalle del ensayo / Comentarios: Un estudio de pasta de tomate demostró que una mayor dosis de K condujo a la obtención de una mayor cantidad de licopeno en los frutos.

Efectos en: Rendimiento de °Brix y firmeza.

Dosis de Nitrato de Calcio (kg / ha)

Rendimiento ton/ha

°Brix

Firmeza kg/cm2

0

64

5,25

2,25

100

63

5,55

2,26

200

71

5,82

2,38

300

87

6,05

2,54

P

*

**

**


Detalle del ensayo / Comentarios: Un estudio en Turquia mostró que un suelo con pH de 7.45 y 4.4 ppm de Ca, al cual es aplicado nitrato de Ca, mejora su rendimiento, aumentan los °Brix y aumenta su firmeza.

Efectos en: Absorción de Ca por la planta.
Blossom End Rot

Detalle del ensayo / Comentarios: Una alta relación de K/Ca (mmole/mmole) y alto nivel de Mg en la solución nutritiva compite con la absorción de Ca por la planta. A su vez, una deficiencia de Ca produce BER .

Efectos en: Incidencia de "Goldspeck" en la planta.
Goldpeck

Detalle del ensayo / Comentarios: En un estudio se observó el efecto de diferentes proporciones de K, Mg y Ca en la solución nutritiva, sobre la incidencia de “goldspeck”. Niveles relativamente altos de Ca y bajos de K y Mg en la solución nutritiva promueven la incidencia de goldspeck.
Aumento en los ingresos
Aumento en los ingresos del productor con Ultrasol® y Speedfol™

“SQMC (Soquimich Comercial) inició un trabajo de prueba durante 3 años en conjunto con Agrozzi - la compañía de procesamiento de tomates más grande de Chile - con el fin de aumentar el rendimiento de tomates procesados probando diversos sistemas de irrigación en cuanto al abastecimiento de agua, curvas de extracción y programas de fertilización” informó Claudio Valdes, agrónomo, M.Sc. en SQMC.

Aplicaciones

Durante la temporada 2006-2007, el programa de Nutrición Vegetal de Especialidad con Ultrasol® y Speedfol™ (Cuadros 1 y 2), fue comparado con el programa de un agricultor tradicional. El ensayo fue realizado en el área de La Sagrada Familia, Curicó. Cada parcela de ensayo consistió en una hectárea con 35.000 plantas (1,4 * 0,2 m²/parcela). Las parcelas fueron cosechadas y analizadas por Agrozzi. El análisis estadístico fue hecho con ANOVA, LSD en P<0,05.

 

kg

N

P2O5

K2O

CaO

MgO

SO3

Base - Base

500

45

95

85

15

25

35

Development - Desarrollo

 

Ultrasol® Growth

120

30

12

12

 

1

 

Ultrasol® Calcium

100

15

 

 

27

 

 

Ultrasol® K

50

7

 

23

 

 

 

Total

270

52

12

35

27

1

0

Flowering - Fruit set
Floración - Amarre de fruta

 

Ultrasol® Calcium

40

6

 

 

11

 

 

Ultrasol® K

150

21

 

69

 

 

 

Ultrasol® Production

100

13

6

40

 

 

 

Total

290

40

6

109

11

0

 

Fruit set - Initial colour
Amarre de fruta - Color inicial

 

Ultrasol® Production

192

25

12

77

 

 

 

Ultrasol® K

297

41

 

137

 

 

 

Total

489

66

12

214

0

0

 

Initial colour - Harvest
Color inicial - Cosecha

 

Ultrasol® Pinta

150

 

8

72

 

 

24

Total

150

0

8

72

0

0

24

Total stages - Etapas totales

1.199

159

38

430

37

1

24

Base + Total Stages
Base + Etapass Totales

1.699

204

133

515

52

26

59

Cuadro 1. SQMC aplicaciones al suelo.

Moment of application
Momento fe aplicación

Product
Producto

Dose per application
Dosis por aplicación

Applications
Aplicaciones

Post - Transplant
Post - Transplante

Speedfol™ AminoStarter SC

21/ha

2

Flowering
Floración

Speedfol™ B SP

1 kg/ha

2

Fruit growth
Crecimiento de frutos

Speedfol™ Amino Calmag SL + Speedfol™ Amino Flower & Fruit SC

3 l/ha + 2 l/ha

2

Cuadro 2. SQMC aplicaciones foliares.

Ultrasol® y Speedfol™ en el procesamiento de tomates logran aumentar los ingresos netos del agricultor en US$1.050/ha.

Resultados

El rendimiento aumentó en un 32% (25 MT/ha) al usar Ultrasol® en comparación al programa del agricultor. La adición de Speedfol™ al programa Ultrasol® aumentó otros 7 MT/ha, al ser comparado con el programa Ultrasol® (Cuadro 3).

El peso promedio más alto de la fruta fue obtenido al aplicar una combinación de Ultrasol® y Speedfol™ (Cuadro 4).

La adición de aplicaciones de Ultrasol® dieron como resultado un porcentaje más alto de frutas maduras (Cuadro 5).

El programa Ultrasol® aumentó los ingresos netos del agricultor en $US656/ha. El programa, en el cual Ultrasol® y Speedfol™ fueron aplicados en conjunto, logró un desempeño incluso mejor; la renta neta del agricultor aumentó a $US1.054/ha (Cuadro 6).

Cuadro 3.
Cuadro 3.

Cuadro 4.
Table 4.

Applications
Aplicaciones

Percentage of mature and green fruits per application
Porcentaje de frutas maduras y verdes por aplicación

 

Ripe Maduro

Green Verde

Farmer - Agricultor

73

27

SQMC 1: Ultrasol®

77

23

SQMC 2: Ultrasol® + Speedfol™

83

17

Cuadro 5.

 

Farmer's Programme
Programa del agricultor

SQMC 1: Ultrasol®

SQMC 2: Ultrasol® + Speedfol™

Farmer's net income
Ingresos netos del agricultor
(US$/ha)

788

1.444

1.842

Difference
Diferencia
(US$/ha)

not applicable
no aplica

+ 656

+ 1.054

Cuadro 6.
Etapas Fenológicas

El tomate tiene varias etapas de desarrollo en su ciclo de crecimiento: Establecimiento de la planta joven - Crecimiento vegetativo - Floración - Desarrollo de la fruta – Maduración.

Cada etapa es diferente con respecto a sus necesidades nutritivas. En virtud de esto, se analizan las etapas fenológicas del tomate cultivado al aire libre. La información es solamente indicativa, ya que el tiempo dependerá de la variedad, condiciones medioambientales y manejo del cultivo.

Establecimiento de la planta: Se enfoca en el desarrollo firme de la raíz y la formación inicial de las partes aéreas de la planta.

Crecimiento vegetativo: Ocurre en los primeros 40-45 días, después de lo cual las frutas empiezan a desarrollarse continuamente. Este periodo es seguido por otras 4 semanas de crecimiento rápido, mientras la planta está floreciendo y está desarrollando frutas. Después de 70 días, no hay casi ningún desarrollo vegetativo, ni acumulación de materia seca en hojas y tallos.

Floración y cuaja: Dependiendo de la variedad, las condiciones medioambientales y el manejo del cultivo, la floración y cuaja empiezan alrededor de 20-40 días después del trasplante y continúan durante el resto del ciclo de crecimiento. La polinización se efectúa por medio de abejas, viento y aplicación de hormonas (auxinas) para promover la cuaja.

Desarrollo de fruta: Después de la floración y cuaja, la fruta empieza a desarrollarse y a crecer, y logra en este periodo la mayor acumulación de materia seca en la fruta, a un ritmo relativamente estable.

Madurez fisiológica y cosecha: En promedio, se logra la madurez de fruta a los 80 DDT. La cosecha continúa permanentemente, a menos que se detenga por razones climáticas (heladas) o por razones económicas (precio del tomate).


Info por cultivo:

Advertencia:
La información presentada se proporciona de acuerdo al mejor conocimiento de SQM y que se cree es exacto. Las condiciones de uso y aplicación de las recomendaciones y fórmulas sugeridas se encuentran fuera de nuestro control. No existe garantía con respecto a la exactitud de cualquier información proporcionada. SQM específicamente no se hace responsable ni tiene obligación en relación al uso de las recomendaciones y fórmulas sugeridas, y bajo ninguna circunstancia, será responsable por cualquier daño específico, incidental o consecuencial que pueda ocurrir de tal uso.