Cloruro de Potasio para uso Agrícola

Ver BeneficiosVer Potasio Blanco o RojoVer Proceso productivo
El Cloruro de Potasio (MOP o KCl) es la fuente de potasio más común utilizada en la agricultura. El color del cloruro de potasio puede ser de color rojo o blanco, debido a su origen, pero siendo ambos una excelente fuente de potasio porque el color no es relevante agronómicamente.

La materia prima de este producto es procesada, de manera amigable con el medioambiente, en nuestras reservas de salmuera y transformada entonces en cloruro de potasio (MOP), una rica fuente natural de potasio, muy versátil en sus aplicaciones para varios cultivos y en diversas condiciones. Además, el MOP se puede aplicar directamente al suelo o en mezclas físicas.

El potasio es un nutriente estratégico que cumple varias funciones importantes en el desarrollo de las plantas, dentro de las más destacadas se encuentran:
  • Aumentar el rendimiento de los cultivos promoviendo la fotosíntesis, acelerando el flujo de nutrientes, mejorando la asimilación de nitrógeno y la eficiencia del uso del agua, entre otros factores.
  • Mejorar la resistencia de los cultivos frente el estrés de enfermedades y pestes, altas y bajas temperaturas, sequías, etc.
  • Asegurar la calidad de un cultivo, aumentando la duración post-cosecha, mejorando el sabor, el contenido de vitaminas y la apariencia física.


Ocultar Beneficios
Beneficios

Principales beneficios del Potasio:

  • Desarrolla frutos más homogéneos y de mayor peso.
  • Hace que los cultivos sean más resistentes a la sequía y las heladas.
  • Aumenta el rendimiento y la calidad.
  • Mejora la eficiencia en el uso del agua.
  • Aumenta la producción de proteínas.
  • Aumenta la fotosíntesis.
  • Intensifica el transporte y almacenamiento de asimilados.
  • Prolonga e intensifica los períodos de asimilación.
  • Hace los cultivos más fuertes y más resistentes a las enfermedades.

 

Ocultar Beneficios
Ocultar Potasio Blanco o Rojo
Potasio Blanco o Rojo

Potasio Rojo o Blanco: ¿Hay alguna diferencia?
El Cloruro de Potasio (MOP o KCl) es la fuente de potasio más común utilizada en la agricultura, que representa alrededor del 95% de todos los fertilizantes de potasio que se utilizan en todo el mundo. El cloruro de potasio es un mineral natural. Estos minerales se precipitaron cuando antiguos mares poco profundos se evaporaron con el tiempo.
El color del MOP puede ser rojo o blanco. Tanto el MOP rojo como el blanco se originan en los mismos yacimientos evaporíticos, pero la diferencia de color en el producto final se debe a su origen.

¿Cual es la mejor opción agronómica?
Uno de los factores más importantes que afectan la eficiencia agronómica de cualquier fertilizante es la solubilidad. Las raíces de las plantas absorben los nutrientes minerales a través de la solución del suelo. Por consiguiente, cualquier material que no se encuentra en la solución del suelo (solubles) no es muy útil para la planta en ese momento específico. Dado que tanto el MOP granular rojo como el granular blanco son altamente solubles, son de una eficacia agronómica equivalente. Ambos contienen también casi la misma cantidad de cloruro, aproximadamente el 47%.

En resumen, el color no tiene importancia agronómica en términos de la respuesta del cultivo, debido a que estos no distinguen entre el MOP rojo o el blanco. La diferencia en el color se debe únicamente a la presencia de cantidades menores de hierro o de arcilla presentes en el MOP rojo.

Una gran cantidad de mercados tiene preferencia por cloruro de potasio ya sea blanco o rojo. A menudo, el color no preferido es percibido erróneamente como de menor calidad. Debido a esta preferencia del mercado, el MOP blanco es a veces teñido de color rojo, pero esto no tiene ningún valor agronómico y está hecho exclusivamente para contrarrestar la falsa percepción.

Ya sea rojo o blanco, el MOP es una excelente fuente de potasio.

Ocultar Potasio Blanco o Rojo
Ocultar Proceso productivo
El Potasio blanco de SQM: una opción más pura
Las salmueras, presentes en forma concentrada en las grietas debajo de la superficie del Salar de Atacama, se extraen de pozos de bombeo que están situados estratégicamente en diferentes partes del Salar de Atacama. Después de ser extraídas, las salmueras que no contienen arcilla o cualquier otro sólido, se bombean a enormes pozas de evaporación. Allí descansan bajo el sol del desierto, para aumentar su concentración a través de una forma natural y ecológica. La velocidad de evaporación es muy alta, alrededor de 10 litros por metro cuadrado por día. Con el tiempo las salmueras restantes son sacadas y la sal se cosecha.

Las sales precipitadas en los estanques de evaporación se cosechan y se transportan adecuadamente. Luego, después de los procesos de trituración, flotación de espuma, secado y compactación, se obtiene cloruro de potasio blanco, entre otros productos derivados del proceso.
Proceso productivo
Ocultar Proceso productivo