Agricultores de la Colonia Agrícola de Pintados celebran su primera cosecha de melones y sandías

Agricultores de la Colonia Agrícola de Pintados celebran su primera cosecha de melones y sandías

19/feb/2020

En la pampa del Tamarugal, con su característico clima extremo, los integrantes de la Asociación Juventud del Desierto demostraron que es posible plantar, cultivar y cosechar melones y sandías. Un logro que concretaron con el apoyo y asesoría técnica otorgada por el programa Tamarugal Tierra Fértil de SQM.

En la pampa del Tamarugal, con su característico clima extremo, los integrantes de la Asociación Juventud del Desierto demostraron que es posible plantar, cultivar y cosechar melones y sandías. Un logro que concretaron con el apoyo y asesoría técnica otorgada por el programa Tamarugal Tierra Fértil de SQM.

Hace 16 años Orlando Ramos llegó a vivir a la Colonia Agrícola de Pintados. Se dedicó a generar agricultura en el corazón de la Pampa del Tamarugal; un desafío que asumió con optimismo y que le brindó grandes satisfacciones como: llegar con sus productos a distintos mercados de la zona, cuyo progreso le permitió entregar educación a sus cuatro hijos. Hoy, todos son profesionales.

Él junto a los otros Integrantes de la Asociación Juventud del Desierto están celebrando un anhelado hito: la primera cosecha de melones y sandías que lograron concretar con el apoyo de SQM, empresa minera que a través de un convenio de colaboración se encuentra asesorando técnicamente a los agricultores y agricultoras.

Además, para concretar este anhelo que les permite diversificar la variedad de cultivos y potenciar la actividad agrícola de la localidad, SQM a través de su programa agrícola Tamarugal Tierra Fértil les entregó un tractor para remover y recuperar la tierra, 34 mil plantas de melón y sandías, además de semillas de complemento para aumentar las zonas de sembradío. El apoyo también consideró la entrega de una bomba de pozo profundo para la extracción de agua, y 24 sacos de 25 kilos de fertilizantes; producto 100% natural que SQM elabora en Coya Sur y que llega a los cinco continentes.

“Una vez más, con estos nuevos productos (melones y sandías) podemos comprobar que si se puede hacer agricultura en el desierto. Nadie se aventuraba a innovar con estos cultivos, pues el costo de la semilla es muy costoso. Hoy con el apoyo de SQM logramos aumentar a seis las hectáreas de cultivo, en donde estamos cosechando melones y sandías de muy buen nivel que están siendo muy valorados en ciudades como Antofagasta, Pica y Pozo Almonte”, destacó Orlando Ramos.

El agricultor agregó que: “con el apoyo de SQM pretendemos en 2020 seguir avanzando. Queremos aumentar el área de cultivo e incorporar nuevas variedades de melones y sandías”.

Cecilia Choque es una de las dos mujeres que integran la asociación. La agricultura en relación con la primera cosecha explica que: “La experiencia ha sido muy bonita porque nunca habíamos plantado sandías ni melones. Comprobamos que si se dan en estas tierras, y lo mejor es que el proceso de cultivo dura apenas tres meses. Lo más positivo es que pude innovar con otro producto, pues por lo general cosecho zanahorias, ajos y cebollas”.

En tanto, Pablo Pisani, gerente de Comunicaciones, Sustentabilidad y Asuntos Públicos de SQM, expresó que: “Desde hace 10 años SQM ha estado apoyando constantemente a esta asociación indígena aymara, cuyos integrantes tienen una clara vocación agrícola. Este trabajo mancomunado y asesoría técnica otorgada a los agricultores y agricultoras de la localidad se extenderá por cuatro años, periodo en el que esperamos puedan avanzar y mejorar sus procesos agrícolas”.

Es importante destacar que la Asociación Juventud del Desierto está integrada por 22 agricultores y agricultoras aymaras, quienes han decidido unir fuerzas para convertir, en el mediano plazo, a la Colonia Agrícola de Pintados en un punto de distribución de frutas y hortalizas para toda la zona norte del país.