Al reencuentro con la tradición y la memoria Lickanantay

Al reencuentro con la tradición y la memoria Lickanantay

01/ene/2018

La iniciativa nace como una forma de contribuir y preservar el patrimonio material e inmaterial de los habitantes de la cuenca del Salar de Atacama, mediante el desarrollo de diversas expresiones textiles ancestrales.

“Teje que teje … eso es la vida, un ovillo / Tejo un poco cada día … unos días más, otros días menos/ Tejo con colores mi vida, pues nadie teje por mí … ni quiero/ Tejo y tiro del ovillo, como tiro de la vida para que este ovillo ruede”.

Tal como lo expresa “El Tejedor de sueños” con su poema “El Tejedor”, más de 80 comuneras de las localidades de Toconao, Socaire, Solor y Larache, tomaron sus palillos y madejas de lana, para participar en la primera etapa del proyecto “Casa Telar”, evento organizado por nuestra Compañía en colaboración con Fundación ONA, entidad que centra su trabajo en la promoción de la artesanía chilena.

“Esta idea surge desde las propias comunidades y lo que nosotros hicimos, fue sumarnos a este deseo, con un sello de construcción colectivo y con una valoración de su patrimonio cultural, basado en diversas expresiones”, puntualizó Pablo Pisani, gerente de Sustentabilidad de SQM.

Además de esta puesta en valor -explicó el ejecutivo- el objetivo central de “Casa Telar” es generar nuevas oportunidades para fortalecer emprendimientos y proyectar la cultura lickanantay, forjando así, el encuentro entre culturas, técnicas, colores, historia e identidad.

Las principales formas en las que se manifiesta el arte atacameño en la actualidad son la textilería, la cerámica, la cestería y la orfebrería, siendo estos conocimientos ancestrales, traspasados de generación en generación y vinculadas muy fuertemente a sus territorios. Es por ello, que “Casa Telar” considera integrar como monitores a maestros y maestras de las mismas localidades, para que así puedan traspasar su saber, en cada una de los lugares donde se desarrollen estas actividades.

El proyecto impulsado por SQM sustenta su labor en el reforzamiento de la identidad mediante diversas instancias de participación, aprendizaje y creación; enfocadas en rememorar las técnicas tradicionales de textilería; tales como tejido, cordonería, teñido y coloración.

Para Macarena Peña, directora ejecutiva de Fundación ONA, los conocimientos entregados en cada uno de los talleres efectuados con las comunidades de Toconao, Socaire y Larache, junto con la Agrupación Cultural “Bordadoras de Solor”, se sustenta en unir la memoria y las raíces de la zona con el desarrollo de una técnica y los conceptos de mercado asociados a este oficio, con la finalidad que puedan transformar lo adquirido, en una verdadera herramienta de emprendimiento.

“Estamos muy sorprendidos por la convocatoria y entusiasmo de los participantes, ya que hemos tenido una mejor recepción de lo que esperábamos originalmente. Incluso, con una gran variedad etárea, donde las metodologías de aprendizaje expuestas por nuestros maestros, fluyen de mejor manera”, explicó Peña.

Sobre aquello, Rubén Concha, monitor y coordinador de “Casa Telar”, destacó el aporte de las organizaciones a cargo de esta iniciativa, ya que “es muy importante que las empresas que se encuentran dentro de este territorio, puedan colaborar de forma amigable y sustentable con sus comunidades vecinas. Por esta razón, valoro lo efectuado por SQM, especialmente por abrir nuevos espacios para el reencuentro con las tradiciones, la cultura y la identidad atacameña”.