Ecosistema de Salar será estudiado por los mejores

Ecosistema de Salar será estudiado por los mejores

15/mar/2019

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y una de las más importantes del mundo, realizará un diagnóstico ecológico y medioambiental de diferentes sistemas bióticos y abióticos de la cuenca del Salar de Atacama.

Mientras en el mundo se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer, cuatro de ellas se reunían en España para firmar un documento de gran importancia para Chile y su medio ambiente. Ximena Aravena, jefa de Medio Ambiente, y Marcela Paratori, jefa del proyecto, ambas de la VPOPL, se reunieron con Rosa Menéndez, presidenta del CSIC, y Eulalia Moreno, de la Estación Experimental de Zonas Áridas y que será responsable de la investigación, daban vida al contrato de cooperación científica que permitirá estudiar un ecosistema de uno de los mayores depósitos mundiales de litio y potasio.

El contrato de cooperación científica busca realizar un diagnóstico y una evaluación ecológica y medioambiental de diferentes sistemas bióticos y abióticos de la cuenca del Salar de Atacama, el mayor depósito salino de Chile. Para ello, el CSIC ha formado un equipo multidisciplinar de investigadores expertos en ecología y recursos naturales que realizarán el diagnóstico durante el año y medio que dura el proyecto (de enero de 2019 a julio de 2020).

El CSIC es una agencia estatal adscrita al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y su objetivo es desarrollar y promover investigaciones en beneficio del progreso científico y tecnológico, a través de la colaboración con entidades españolas y extranjeras.

“El proyecto se enmarca en la mejora continua del plan de seguimiento ambiental, acorde con nuestra política de desarrollo sostenible”, explicó Alejandro Bucher, vicepresidente de Medio Ambiente, Comunidades y Tecnología de Soqui, y agregó que “constantemente estamos definiendo nuevos desafíos que permitan continuar con el mejor estándar a nivel mundial”.

Durante un año y medio, según explicó la investigadora Eulalia Moreno, se investigarán “los componentes ambientales que forman el ecosistema Salar de Atacama: microorganismos, suelo, agua, flora, fauna y otros organismos acuáticos. Por esta razón en el CSIC formamos un equipo de investigadores expertos en estos temas, pertenecientes a siete institutos diferentes”.

El proyecto se desarrollará en dos fases. En la primera, se revisará el Plan de Seguimiento Ambiental Biótico (“PSAB”) actual, así como los datos que se han registrado durante estos 12 años de seguimiento, todo ello suministrado por la empresa; mientras que en la segunda fase, se propondrán mejoras para la optimización del PSAB, con el fin de incorporar las investigaciones más recientes y los avances científicos más novedosos a nivel mundial.

“El objetivo es comprender mejor los sistemas bióticos y abióticos que se van a proteger, identificar sus demandas y necesidades y, a partir de ellos, proponer las mejoras necesarias al Plan de Seguimiento existente”, indica Eulalia Moreno.