Incentivando las energías limpias en la ex oficina salitrera Victoria

Incentivando las energías limpias en la ex oficina salitrera Victoria

05/jun/2019

Los pobladores de esta localidad recibieron paneles termosolares, infraestructura sanitaria y otros elementos que van en directo beneficio de las ocho familias que viven en la histórica salitrera.

Los pobladores de esta localidad recibieron paneles termosolares, infraestructura sanitaria y otros elementos que van en directo beneficio de las ocho familias que viven en la histórica salitrera.

En plena pampa de Tamarugal, en la ex Oficina Victoria, las ocho familias que aún siguen resistiendo al tiempo en este despoblado, pudieron ver concretado uno de sus anhelos más buscados: tener agua caliente. Algo tan simple y a la vez tan complejo como ello, fue posible gracias a una alianza que ha dejado su impronta en esta parte de Tarapacá.

El proyecto, liderado por la Municipalidad de Pozo Almonte y SQM, permitió instalar calentadores de agua, baños y otras infraestructuras que mejorarán la calidad de vida de estos vecinos, quienes pese a la inclemencia, hoy buscan hacer de este poblado un lugar mejor para vivir.

Más allá de la infraestructura -que ascendió a una inversión de más de 30 millones de pesos- los termosolares y la infraestructura sanitaria le dieron a estos vecinos el bienestar que venían persiguiendo.
Pablo Pisani, gerente de Comunicaciones, Sustentabilidad y Asuntos Públicos de SQM: “Victoria es una comunidad que tiene necesidades de habitabilidad y es precisamente nuestro trabajo con ellos, lo que nos ha permitido concretar este proyecto que mejora sustentablemente su calidad de vida”, sentenció el ejecutivo.

Lo que viene ahora, es el cumplimiento de otra meta colectiva para estos vecinos; se trata de un proyecto de plaza cívica donde puedan recibir de manera periódica a los servicios que por la lejanía no pueden tener con periodicidad, como es la salud municipal, levantar una sede para la junta de vecinos y crear espacios de descanso y recreación para los más pequeños. Una tarea en la que SQM ya comprometió su ayuda.