Profesionales de la educación y salud de María Elena fortalecen sus conocimientos en Autismo

Profesionales de la educación y salud de María Elena fortalecen sus conocimientos en Autismo

20/ago/2019

Más de 120 personas participaron en la primera jornada de trabajo organizada por la Fundación Teautismo y SQM, en el marco del programa “Carreteando por el Desierto” que busca capacitar a docentes y personal ligado a los centros de salud de la comuna pampina.

Una dinámica e interactiva jornada de trabajo se desarrolló en María Elena junto a profesionales de la salud, y  el cuerpo docente del Liceo Técnico, la Escuela D-133 y los jardines infantiles de Integra y SQM, quienes profundizaron sus conocimientos en la identificación y diagnóstico del Trastorno del Espectro Autista (TEA) en niños y jóvenes de la comuna.

Se trata de un programa pionero denominado “Carreteando por el Desierto” que abarca 4 jornadas de trabajo, donde participa un amplio y robusto grupo de trabajo compuesto por kinesiólogos, psicólogos, neurólogos infantiles, sociólogos, fonoaudiólogos, entre otros.

La iniciativa que es organizada por Teaustimo y que cuenta con el apoyo de SQM, además de los talleres considera un trabajo en terreno consistente en la visita de distintos hogares pampinos que entre sus integrantes se encuentre alguien con autismo. El objetivo de este trabajo territorial es orientar y capacitar a su círculo cercano en temas relacionados a buenas prácticas que generen un impacto positivo en el estilo de vida del niño o joven con autismo.

Leonor González, encargada de Asuntos Comunitarios de SQM explicó que: “este proyecto nace luego de hacer un levantamiento en María Elena, que arrojó que existen muchos niños y jóvenes que no habían sido diagnosticados en Maria Elena. Por ello materializamos este programa, para apoyar y acompañar a las familias en el proceso de diagnóstico y tratamiento de los niños y jóvenes a fin de contribuir a su óptima inserción en la sociedad”.

Raúl Barraza es trabajador de SQM. Él fue uno de los participantes de la actividad, pues tiene dos hijos: uno diagnosticado con asperger y el otro autismo. El trabajador tras su participación en las primeras jornadas del programa manifestó que: “es fundamental que los profesores y las personas que trabajan en salud se estén capacitando. Personalmente agradezco mucho estos talleres porque también trabajo con adultos que tienen asperger y autismo, y quiero aprender también a identificarlos y saber cuáles son las mejores formas de tratar con ellos”.

El trabajador agregó que “no tengan miedo de decir que sus hijos tiene TEA.  Al vivir en un pueblo pequeño muchas veces las personas se sienten avergonzadas de decir estas cosas, pero es necesario para poder generar cambios importantes y reales de inclusión”.

Una de las actividades más llamativas en la primera capacitación, fue el testimonio de Maximiliano Bravo, un joven de 26 años, sociólogo y con autismo, quien contó su experiencia de cómo ha logrado ser un adulto exitoso teniendo dicha condición. Explicó las herramientas que debe tener el sistema educacional y el apoyo de las familias.

Es importante destacar que el programa “Carreteando por el Desierto”, también busca llegar a la comuna de Tocopilla en el corto plazo, dado al éxito e interés que se ha mostrado en María Elena.