A la velocidad del sol

A la velocidad del sol

24/oct/2018

SQM, como ya es tradición, participó de esta nueva edición de la Carrera Solar Atacama, recorrerá más de 2.600 kilómetros, de Santiago a Arica, pasando por 7 regiones de nuestro país, convirtiéndola en una de las más extremas del mundo.

Durante esta semana se está desarrollando la quinta edición de la Carrera Solar Atacama versión 2018, en la que once equipos de autos eléctricos provenientes de Bélgica, Bolivia, Colombia y Chile, divididos en categorías híbrida y solar, iniciaron el recorrido inédito que suma más de 2.600 kilómetros, entre Santiago y la ciudad de Arica.

Organizada por La Ruta Solar,  institución chilena sin fines de lucro nacida en 2009 para posicionar al país como capital mundial del sol, la competición tuvo su lanzamiento en el Parque Araucano de Santiago y contó con la presencia de las ministras Susana Jiménez, Energía, Gloria Hutt, Transporte y Telecomunicaciones, Pauline Kantor, Deporte; el embajador de Bélgica en Chile, Geert Criel; junto a representantes de las empresas que apoyaron esta competencia de innovación en el ámbito de la electromovilidad y las energías renovables, como SQM y CGE.

“Chile es un líder indiscutido en energía solar. En nuestro territorio contamos con la mayor radiación solar a nivel mundial, precisamente en el circuito que recorrerán los competidores de esta nueva versión de la Carrera Solar Atacama”, resaltó la ministra Susana Jiménez, al dar el “vamos” a una nueva versión de esta competencia internacional.

Ocho representantes de Chile, un auto híbrido de Bolivia, otro de la misma categoría proveniente de Colombia y un vehículo solar de Bélgica dieron vida a esta quinta edición de la competencia, la que se separa en dos categorías: la solar -con sus subcategorías Challenger (monoplaza) y Crusier (más de un ocupante)- y la híbrida -con las subcategorías “SQM Monoplaza” (para 1 ocupante) y la “Biplaza” (para 2 ocupantes).

Los equipos de la categoría solar enfrentan una sola etapa, que comenzó en el Parque Araucano, Santiago, y finaliza en la plaza Vicuña Mackenna de Arica. Mientras que los equipos de la categoría híbrida tendrán 6 desafíos: 3 circuitos y 3 etapas en ruta.

La carrera comenzó en 2011 con 1.600 km de recorrido a través del desierto de Atacama. Hoy, en su quinta versión, amplió la distancia en mil kilómetros, superando los 2.600 kilómetros y atravesando 7 regiones de Chile.

“Desde sus inicios, SQM ha querido apoyar esta carrera solar, como una muestra de que estamos comprometidos, a través de nuestros productos de litio y sales solares, con el desarrollo de las energías renovables en Chile y en el mundo”, señaló Patricio de Solminihac, gerente general de SQM. “Somos un actor relevante en el desarrollo mundial de la electromovilidad, así como de la energía solar concentrada, tecnologías cada vez más decisivas en la búsqueda de un desarrollo más sustentable de nuestro planeta”.

Los vehículos de categoría solar pueden superar los 140 km/h, mientras que los autos híbridos alcanzan hasta los 60km/h; cabe destacar que el consumo de un motor eléctrico es tan eficiente, que con la misma energía que se ocupa al hervir un litro de agua en un hervidor eléctrico, se puede recorrer 8 km en un vehículo solar.

Para Leandro Valencia, director general de la competencia, “los vehículos que están presentes son unos verdaderos guerreros que se enfrentan al desierto y todas las adversidades climáticas que esto conlleva”.

Por su parte, Adrián Baiets, capitán del equipo Punch Powertrain Solar Team de Bélgica, que en 2017 obtuvo el tercer lugar en el mundial de autos solares World Solar Challenge, en Australia, se refirió al gran desafío que representa el circuito chileno: “Se dice acá en Chile que es la carrera más extrema del mundo por el nivel de radiación del sol y por las diferencias en altura, muy difícil para los autos solares. Pero estamos bien para este desafío”, dijo al partir.

Entre los chilenos destaca el equipo “Esus”, de la Universidad de Santiago, como un fuerte candidato para pelear el título. Con más de seis años de experiencia en el desarrollo de este tipo de vehículos y con tres carreras solares en el cuerpo, se vislumbra una llegada muy cerrada junto al equipo belga.

Noticias Relacionadas