SQM desembarca en Holanda

SQM desembarca en Holanda

01/ene/2016

El nuevo terminal logístico se encontrará en Terneuzen, que se convierte ahora en la principal sede europea de la minera no metálica, hasta donde llegarán sus productos, principalmente fertilizantes, para ser procesados y luego distribuidos al resto de Europa, Medio Oriente, África y Asia.

En la ciudad de Terneuzen, Holanda, fue inaugurado el terminal logístico que SQM utilizará para distribuir más de 250.000 TM de sus productos provenientes desde Chile.

A la ceremonia inaugural asistieron más de 250 personas, entre las cuales se encontraba el alcalde de esa ciudad y ejecutivos de distintas compañías europeas que mantienen relaciones comerciales con SQM. Este es el segundo terminal portuario más grande después del que administra la minera no metálica en Tocopilla, y dispone además de una planta de generación de fertilizantes solubles en agua.

“Se trata de una decisión estratégica”, afirmó Frank Biot, vicepresidente Comercial Potásicos y Nitratos de SQM, en su discurso al presentar las nuevas instalaciones. “Hasta 1985, la sede europea de SQM radicaba en Londres; desde donde se movió a Amberes. Después de todos estos años en Bélgica, ahora sin duda significa un gran desafío trasladar nuestras operaciones de logística internacional a este puerto, a esta comunidad, y a este país”.

Frank Biot recordó ante la audiencia que a mediados de los 80’, esa sede contaba apenas con diez empleados y facturaba alrededor de 25 millones de euros. “El año pasado, nuestro volumen de negocios alcanzó alrededor de 400 millones de euros. Hace treinta años SQM estaba presente en 40 países; actualmente, llegamos a más de 110 destinos en los cinco continentes”.

A esta nueva sede de Terneuzen llegarán los productos derivados de las cinco líneas de negocios de SQM (Nutrición Vegetal de Especialidad, Yodo y derivados, litio y derivados, productos químicos industriales y potasio). En las bodegas del nuevo terminal logístico serán almacenados para asegurar su distribución a 16 oficinas comerciales en el mundo (de las 25 que la Compañía posee en total).

Este proyecto fue decisión de SQM y Vlaeynatie, su socio de logística en el viejo continente. Ambos determinaron finalmente que Terneuzen contaba con las mejores condiciones para asumir el desafío de ser el nuevo centro de los negocios de la Compañía en Europa.

Junto al puerto se construyó una planta, la decimosexta de la minera no metálica en el mundo, para mezclar fertilizantes solubles en agua, principalmente para el mercado europeo. Como es ya tradición de SQM, esta nueva planta, denominada Plantacote, también está cerca de los clientes a fin de conocer sus necesidades y abastecerlos con la formula correcta en el menor tiempo posible.

El nuevo terminal tiene un fuerte foco en el área de fertilizantes debido a que la línea de negocio de Nutrición Vegetal de Especialidad presentó un 7% de crecimiento el último año, impulsado principalmente por el aumento de la demanda de irrigación por goteo, para hacer más productivos los suelos cultivables y cuidar un bien cada vez más escaso como el agua.