Fundación Equinoterapia Antofagasta apuesta por la telemedicina

Fundación Equinoterapia Antofagasta apuesta por la telemedicina

08/dic/2020

La ejecución del proyecto contó con el apoyo de la empresa minera SQM.

La pandemia no fue un impedimento para que los 60 pacientes de la fundación continúen sus terapias, pues a través de la telesalud lograron mantener los espacios de atención y contención emocional, cuya adaptación a formato virtual fue clave para dar continuidad a los tratamientos médicos y entregar acompañamiento a las familias. La ejecución del proyecto contó con el apoyo de la empresa minera SQM.

La fundación nació en 2016 y cuenta actualmente con 60 pacientes de Antofagasta, Calama y Mejillones, entre niñas, niños y adultos, quienes están diagnosticados con Síndrome de Down, Trastorno del Espectro Autista (TEA) y parálisis cerebral. Cuentan con cinco caballos terapéuticos y con profesionales de la salud como kinesiólogos, fonoaudiólogos y psicólogos además del veterinario y el petisero para el cuidado de los animales.

“Debido a la pandemia tuvimos que adaptarnos y buscar formas de cómo llegar a nuestros pacientes, así que presentamos un proyecto de telesalud a SQM, quienes ya nos habían apoyado años anteriores, y que decidieron apoyarnos nuevamente con el financiamiento total del proyecto, el cual nos permite pagar todos los sueldos de nuestros profesionales, el cuidado de los animales y por supuesto el tratamiento de nuestros pacientes, a quienes se les hizo llegar kits de trabajo a sus hogares para que pudieran continuar con sus diferentes tratamientos, explico Lizet Tapia, directora y fundadora de la Fundación Equinoteraria Antofagasta, quien agregó que: “nos sentimos muy contentos y agradecidos del apoyo de la empresa”.

Cada paciente recibe clases que se llevan a cabo dos veces a la semana con kinesiólogos, y una vez a la semana son atendidos por fonoaudiólogos y psicólogos, y mensualmente participan de terapias familiares que buscan mejorar la calidad de vida de quienes son parte de la fundación desarrollando habilidades cognitivas, sociales, conductuales, ocupacionales, sensoriales, entre otras.

Pablo Pisani, gerente de Comunicaciones, Sustentabilidad y Asuntos Públicos de SQM, destacó que: “Estamos muy contentos de poder realizar un nuevo aporte a la fundación, ya que es muy importante dar continuidad a los tratamientos de los usuarios en tiempos de pandemia. A través de la telemedicina y la entrega de kits de trabajo estamos contribuyendo a que los integrantes de la fundación mantengan sus tratamientos en las áreas de kinesiología, psicología y fonoaudiología. Para ello, se les ha entregado kits de pinturas y dibujo, balones terapéuticos, entre otros”.

Cabe destacar que la equinoterapia es una intervención bio-psico-social que trabaja con profesionales de la salud en acompañamiento de la educación con un caballo como coterapeuta, con el fin de favorecer el desarrollo global del paciente. Los beneficios surgen de la interacción propia con el animal, a través de un trabajo sistemático y metodológico, con metas y objetivos, creados entre varios profesionales y el aporte de la misma familia del paciente. Por ello no se trata de un simple paseo a caballo, pues el patrón tridimensional de la marcha equina ayuda a mejorar postura y fortalecer músculos.

Testimonios
Ana Pinto Lorca, mamá de Isidora de 14 años que tiene Síndrome de Down, comenta que: “independiente que por la pandemia ya no pudimos ir físicamente a la fundación, entiendo que debemos adaptarnos, así que la telemedicina ha sido muy positiva para nosotros como familia, porque a veces los adultos nos olvidamos de hacer ciertas cosas y con las herramientas que nos entregan los profesionales a través del computador me ha dado seguridad. Hemos aprendido a tener horarios, rutinas; Así que en general puedo decir que esta opción de la telemedicina nos ha ayudado mucho a continuar con las terapias”.

Krasnna Harnisch, mamá de Martín Morales de 14 años, quien tiene Síndrome de Down y autismo, explica que: “El apoyo que hemos tenido como familia por parte de los profesionales de la fundación -a través de la telemedicina- es fundamental porque nos entregan nuevas herramientas para desarrollar con nuestros hijos. Es importante recalcar que la fundación está abierta para todos independiente de su situación económica y por eso es importante ir sumando más socios”.

María Eugenia Parra, voluntaria de la fundación, expresó: “El adaptarse frente a una terapia que se realiza de forma presencial y que requiere estar en contacto físico con el animal es muy destacable, pues la fundación cuenta con un equipo de profesionales muy comprometidos con los pacientes, y eso demuestra su sentido social”.
La fundación está en constante búsqueda de nuevos socios y voluntarios, para ello cuentan con el correo electrónico: [email protected]