Mayores cosechas con menos agua

La necesidad de maximizar los recursos disponibles ha generado iniciativas para desarrollar nuevas técnicas agrícolas para utilizar fertilizantes, como el fertirriego, aplicaciones foliares y micro- irrigación, permitiendo el menor uso de agua por unidad de superficie comparado con el riego tradicional. Esencialmente, estas técnicas ayudan a los agricultores a producir más cosechas utilizando menos agua.