Medio ambiente

En SQM existe un fuerte compromiso por el desarrollo sustentable, lo que implica que la compañía lleva a cabo sus operaciones en forma armónica con el medioambiente, procurando utilizar de manera sustentable los recursos naturales e insumos y minimizando los posibles impactos relacionados a sus procesos productivos. Para ello hemos desarrollado una sólida base de conocimientos de los ecosistemas asociados a nuestras operaciones, lo que ha permitido implementar planes de prevención, mitigación, seguimiento y los controles necesarios para asegurar el resguardo del medioambiente. Trabajamos de manera permanente en el mejoramiento continuo de todos nuestros procesos y operaciones.

Dentro de los ejes fundamentales para su operación, la compañía cuenta con un estricto Sistema de Gestión Ambiental (SGA), mediante el cual vela por el resguardo del entorno natural y de las comunidades aledañas a sus faenas. Se implementa desde la etapa de diseño y considera la dimensión ambiental y social en todos los nuevos proyectos de inversión. También, incorpora aspectos fundamentales como la protección de áreas ambientalmente sensibles, el cumplimiento de la normativa aplicable, el resguardo del patrimonio arqueológico y cultural, y la no afectación de los estilos de vida, costumbres y tradiciones de las localidades vecinas, junto a otros aspectos ambientales. SQM se ha preocupado de que todas sus nuevas iniciativas o modificaciones importantes de proyectos en ejecución realicen sus evaluaciones ambientales, contando a la fecha con 57 proyectos evaluados y aprobados ambientalmente, desde la promulgación de la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente en 1994.

Las principales materias primas utilizadas por SQM son el caliche y la salmuera, las que son extraídas de reservas situadas en las regiones de Tarapacá y Antofagasta. El caliche es un elemento que prácticamente existe sólo en Chile, puesto que en nuestro país se encuentra la fuente más importante de reservas comercialmente explotable. Posee altas concentraciones de nitrato de sodio y yodo, y se localiza en mantos continuos de un espesor que va entre los 2 y 3 metros, el que está depositado bajo una capa de material inerte a no más de 2 metros de profundidad de la superficie del desierto.

Por su parte, las salmueras subterráneas en el Salar de Atacama, poseen altas concentraciones de litio y potasio. Los productos principales derivados son cloruro de potasio, carbonato de litio, hidróxido de litio, sulfato de potasio y ácido bórico. Una de las características más importantes es el hecho de que estos dos recursos se complementan para crear uno de los productos más importantes de la compañía, como es el nitrato de potasio.

Considerando que SQM opera en el Desierto de Atacama y que el agua es un recurso indispensable en los procesos productivos, su uso racional es fundamental.

Consistente con ello, y de acuerdo a la Política de Desarrollo Sustentable de la compañía, el uso de todos los derechos de aprovechamiento de agua con que cuenta SQM cumple con la normativa aplicable.

Se realizan reportes periódicos a la autoridad de los consumos de agua de los procesos productivos y, además, se está permanentemente evaluando nuevas formas de hacer más eficiente su uso, para lo cual se lleva a cabo una evaluación anual de los indicadores de gestión en cada unidad operacional.

Dentro de las medidas implementadas para tales efectos, se realiza la recirculación al proceso productivo de todas las aguas tratadas provenientes de nuestras plantas de tratamiento de agua servidas. En este mismo marco, la extracción de agua para fines productivos es objeto de un acabado análisis previo, que busca prevenir que se generen efectos sobre las variables ambientales relevantes (vegetación, flora y fauna) en acuíferos y fuentes de agua superficial donde la empresa cuenta con derechos de agua.

Para ello se diseñan, validan y prueban extensas modelaciones hidrogeológicas bajo la supervisión de expertos nacionales e internacionales, a partir de las cuales se efectúa un permanente seguimiento a los comportamientos esperados.

Para el manejo responsable de sus residuos sólidos y líquidos, peligrosos y no peligrosos, SQM cuenta en todas sus faenas con sitios autorizados y especialmente acondicionados para el almacenamiento y disposición de residuos industriales, peligrosos y no peligrosos, así como también con sitios de almacenamiento temporal. La compañía efectúa los planes de manejo de residuos peligrosos autorizados para todas sus faenas, los que entre sus exigencias consideran los servicios de transporte y destinatarios autorizados para el tratamiento y depósito de todos los tipos de residuos. El cumplimiento de dichos planes es verificado en forma permanente mediante auditorías ambientales internas, las cuales tienen por objetivo asegurar su buen manejo, desde la etapa de generación hasta su disposición final.

Más del 50% de los residuos peligrosos generados son destinados a reutilización a través de una empresa externa que los utiliza como combustible alternativo. El pilar fundamental para lograr un buen manejo y clasificación de los residuos son los trabajadores, es por esto que la compañía realiza un gran esfuerzo en capacitarlos en cómo hacer una buena clasificación y segregación de ellos, y realizar una adecuada disposición en las instalaciones con que cuenta la compañía para asegurar el buen manejo de los residuos peligrosos.

En materia de residuos líquidos domésticos, éstos son tratados en las plantas de tratamiento de aguas servidas autorizadas con que cuenta SQM en todas sus operaciones industriales y campamentos, cuyo efluente cumple con la normativa aplicable y es reutilizado en nuestros procesos productivos; o bien, pasa a formar parte de la red de alcantarillado público, como en el caso de Antofagasta y Tocopilla, por lo que no se realizan vertidos de agua. Las plantas de tratamiento son mantenidas y monitoreadas por empresas especializadas.

La compañía cuenta con programas de manejo y sitios autorizados para los residuos sólidos domiciliarios en todas sus operaciones y campamentos, y con servicios de disposición a rellenos sanitarios autorizados.

Las faenas productivas de SQM se encuentran en zonas que, por su condición geográfica y climática, no poseen un alto nivel de biodiversidad, sin embargo, en algunas de las áreas de influencia de sus operaciones productivas existe una biodiversidad que ha llevado a la compañía a implementar planes de protección mitigación. Un ejemplo de ello es la operación en el Salar de Atacama, que aunque se realiza a decenas de kilómetros de las localidades de Soncor y Aguas de Quelana de la Reserva Nacional Los Flamencos, ambos sectores son objeto de protección en los planes de seguimiento ambiental y contingencias implementados por SQM para su adecuado resguardo.

En cuanto a la  operación de Nueva Victoria, el Salar de Llamara está clasificado como sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad en la Estrategia Regional de Conservación de la Biodiversidad de la Región de Tarapacá, debido a la presencia de un bosque nativo de tamarugos (prosopis tamarugo). En este contexto, SQM participó en la mesa de trabajo liderada por la Seremi de Medio Ambiente de Tarapacá para el diseño de un Plan de Manejo para la Conservación del Sitio Prioritario Salar de Llamara y realizar un extenso plan de seguimiento ambiental respecto al nivel y calidad de la napa subterránea, así como también al nivel, calidad y biota acuática en los Puquios de Llamara y a la fauna y vegetación de dicho salar.

Cabe destacar que las actividades productivas que la compañía realiza en torno a estos sectores, han sido objeto de profundos procesos de evaluación ambiental, que consideran una etapa de evaluación de todas las actividades que potencialmente pueden producir impactos ambientales, luego de lo cual se toman todas las medidas de resguardo pertinentes para minimizar los potenciales efectos. Como consecuencia de ello, en estos sectores SQM ejecuta completos y robustos planes de seguimiento y control ambiental que permiten asegurar que sus operaciones se desarrollen cumpliendo los objetivos ambientales predefinidos, posibilitando una toma de decisiones oportuna en caso de identificar desviaciones entre la información que se obtiene de estos monitoreos y los compromisos asumidos por la compañía.

Estos planes abarcan materias como vegetación, flora, fauna y biota acuática, entre otros, y se complementan con planes de seguimiento asociados al manejo responsable del recurso hídrico y la hidrogeología de los acuíferos de donde se obtiene tanto el agua industrial (Salar de Atacama, Salar de Llamara y Salar de Sur Viejo) como la materia prima para sus procesos, como es el caso del yacimiento de salmuera en el Salar de Atacama.

Plan de Seguimiento Ambiental Salar de Atacama

Como parte de los compromisos asumidos en el proyecto “Cambios y Mejoras de la Operación Minera en el Salar de Atacama”, SQM lleva a cabo un Plan de Seguimiento Ambiental que permite evaluar el estado de los sistemas presentes en el Salar de Atacama.

Es así como se ha desarrollado un plan de seguimiento hidrogeológico que se realiza en forma permanente y un plan de seguimiento biótico que se efectúa anualmente en abril, período en que se produce la máxima expresión de la vegetación producto de las lluvias estivales en la zona.

El monitoreo está conformado por un conjunto de variables que permiten detectar oportunamente cambios en los sistemas lacustres y vegetación, utilizando mediciones directas en terreno y también el análisis de imágenes satelitales de alta resolución (QuickBird o WorldView 2). Este monitoreo biótico incluye variables como flora y fauna, vegetación, humedad del suelo y biota acuática en tres sistemas lacustres presentes en Salar de Atacama: Soncor, Aguas de Quelena y Peine.

Además, para el seguimiento hidrogeológico contamos con 225 puntos de monitoreo del acuífero del Salar de Atacama que incluyen mediciones de niveles y calidad fisicoquímica de las aguas, distribuidas en pozos someros, pozos profundos, reglillas de nivel de lagunas y estaciones de aforos; estaciones meteorológicas y seguimiento de superficie lacustre a través de imagen satelital.

El seguimiento hidrogeológico es una herramienta cuantitativa para verificar la predicción de impacto durante la operación del proyecto, así como un instrumento para la operación del Plan de Contingencia.

Junto al Plan de Seguimiento Ambiental contamos con un convenio de cooperación con la Corporación Nacional Forestal de Chile (CONAF) desde el año 1995. Como parte de este acuerdo se realiza el monitoreo ambiental denominado “Hábitat y Poblaciones de Avifauna del Salar de Atacama”, cuyo objetivo es detectar en forma oportuna los cambios de superficie y profundidad lacustre, abundancia de aves, oferta alimentaria para flamencos, condiciones físico-químicas y actividad antrópica. Este monitoreo es complementario al Plan de Seguimiento Ambiental que realiza SQM tanto para temas hidrogeológicos como bióticos.

Plan de Seguimiento Ambiental Salar de Llamara

El Salar de Llamara está clasificado como sitio prioritario en la Estrategia Regional de Conservación de la Biodiversidad de la Región de Tarapacá, debido a la presencia de un bosque nativo de tamarugos (prosopis tamarugo) y de puquíos con estromatolitos.

En el marco del proyecto Pampa Hermosa, SQM desarrolla un Plan de Seguimiento Ambiental que cuenta con un conjunto de variables ambientales que permiten establecer que las actividades del proyecto se ajustan a lo definido en la evaluación ambiental. Destaca aquí el monitoreo sobre vitalidad de tamarugos, para el cual se obtiene anualmente una imagen satelital de alta resolución, actividad que se realiza durante noviembre, dado que es el período de máxima expresión de los ejemplares.

Además, se cuenta con medidas de reparación y compensación, para lo que se contemplan actividades de programa de riego, producción de plantas, plantación de tamarugos, programa fitosanitario y conservación ex situ de germoplasma de tamarugos.

Adicionalmente, realizamos un monitoreo de la biota acuática y del agua superficial (calidad de agua) en los Puquios del Salar de Llamara, el cual busca verificar efectos no previstos sobre los sistemas bióticos acuáticos de Puquios de Llamar, y cuyas mediciones se realizan semestralmente. Para mitigar los efectos del descenso
del nivel freático sobre los Puquios de Llamara, se ha implementado una medida de mitigación que permite mantener los niveles y calidad química del agua con variaciones mínimas, de manera que posibilite el adecuado desarrollo de los sistema bióticos.

En forma paralela se realiza un Plan de Seguimiento Hidrogeológico, herramienta que sirve para verificar la predicción de impacto durante la operación del proyecto, e instrumental para el Plan de Alerta Temprana, mediante el cual se realizan mediciones mensuales del acuífero, mediciones del volumen y caudal de extracción de los pozos autorizados.

Centro de Educación Ambiental

Emplazado en el km 1787 de la ruta 5 Norte en la comuna de Pozo Almonte, el Centro de Educación Ambiental de la Pampa del Tamarugal (CEDAM), es un proyecto innovador que nace de la iniciativa conjunta de la Corporación Nacional Forestal – CONAF- y SQM, quienes han considerado a este Centro como un aporte al desarrollo sustentable, a la educación ambiental y a la valoración del patrimonio de la Región de Tarapacá. El CEDAM destaca al Tamarugo, especie nativa, su ecosistema y relevancia en la historia y actualidad de la región de Tarapacá.

Este Centro, que está dentro de los objetivos de SQM en su Plan de Manejo Ambiental de Tamarugos en la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal, propicia la conservación y valoración del ecosistema del Tamarugo por sus visitantes, mostrando las bondades de la pampa. Además del Centro, los visitantes pueden conocer el vivero “Alejandro Caipa” y el sendero “Los Tamarugos”, el cual entrega una experiencia única sobre la importancia del Tamarugo como especie nativa, la reserva nacional y la Pampa del Tamarugal, la cual fue catalogada como protegida en el año 1983.

• Monitoreo de vitalidada de los Tamarugos, Salar de Llamara.

• Monitoreo de Calidad del Agua y Biota Acuática, Salar de Llamara.

Comunidades

Para SQM es fundamental mantener y propiciar relaciones de buenos vecinos con todas las localidades cercanas a sus faenas, esfuerzo que en el largo plazo ha permitido nuevas y mejores oportunidades para los habitantes de las comunidades cercanas y para la compañía. El vínculo con la comunidad se construye sobre la base de la transparencia, el respeto y la confianza mutua, relación que se refleja fuertemente en la interacción para el desarrollo de los contenidos de los programas sociales. Además, la compañía genera activos procesos de participación para dar a conocer a la comunidad sus proyectos, a fin de mantenerla informada y recoger sus opiniones e inquietudes. Todo esto ha permitido generar lazos de confianza con los vecinos.

El trabajo que SQM lleva a cabo se enmarca en tres líneas de acción:

• Patrimonio histórico: compromiso con la recuperación y difusión del legado y patrimonio histórico de la industria salitrera.

• Educación y cultura: nuevas y mejores oportunidades de crecimiento y desarrollo para las comunidades y su gente.

• Desarrollo social: responsabilidad social relacionada con el desarrollo económico y social de las comunidades.

Esta línea de trabajo se relaciona con los orígenes de SQM, desplegando el compromiso con la recuperación y difusión del legado y patrimonio histórico de la industria salitrera.

Bajo esta orientación, algunas de las iniciativas más relevantes son la participación de SQM en la Corporación Museo del Salitre y de la Corporación Chacabuco, instituciones junto a las cuales se ha desarrollado un fuerte trabajo de rescate y puesta en valor del legado de la actividad salitrera en las regiones de Tarapacá y Antofagasta. Además, la compañía contribuye con la Fundación Ruinas de Huanchaca. El aporte a estas instituciones ha permitido financiar parte de sus gastos operacionales, contribuyendo a la realización de proyectos de investigación, conservación y rescate patrimonial, como por ejemplo, la apertura al público de la ex oficina salitrera de Chacabuco.SQM mantiene también su compromiso con el rescate y puesta en valor de María Elena, desarrollando un programa de restauración y hermosamiento de los elementos patrimoniales de este pueblo salitrero.

En el marco de los estudios ambientales que se ejecutan para la evaluación de nuevos proyectos, se realizan acabados registros de todos los vestigios prehispánicos e históricos encontrados en las zonas de mina y se implementan acciones preventivas para protegerlos, especialmente en los alrededores de María Elena, Nueva Victoria y Pampa Blanca.También existen iniciativas tendientes a preservar el patrimonio salitrero tangible e intangible donde destacan el apoyo a las actividades realizadas por la Corporación Hijos del Salitre en la región de Tarapacá, como la “Semana del Salitre” donde se realizan recitales poéticos y musicales, una muestra culinaria pampina, talleres literarios y visitas masivas a las oficinas salitreras Santiago Humberstone y Santa Laura; y la tradicional visita que realizan los pampinos a los cementerios de las oficinas salitreras el 1 de noviembre, fecha en que se recuerda a los familiares fallecidos. El año pasado la romería tuvo un componente adicional que fue la entrega de centenas de coronas de flores elaboradas a partir de las hojalatas, las que fueron confeccionadas en el taller de rescate de tradiciones impulsado por nuestra compañía.

Durante los últimos años, nuestra compañía ha continuado su trabajo para entregar nuevas y mejores oportunidades de crecimiento y desarrollo a cientos de niños, jóvenes y adultos de diferentes localidades de las regiones de Tarapacá y Antofagasta.

Mediante el apoyo para la realización de cursos y programas de formación, SQM busca potenciar sus talentos y habilidades para que puedan enfrentar sus desafíos educacionales y laborales de la mejor manera.Hemos renovado nuestro compromiso con la educación, con la firme convicción de la importancia que tiene para el desarrollo del país como principal vía para el bienestar social. Dentro de estas iniciativas se destaca por su contribución  el programa de matemática de la Corporación Crea+, el que ha sido implementado en escuelas de San Pedro de Atacama y próximamente en María Elena y Pozo Almonte, favoreciendo a 211 alumnos y 13 profesores durante 2012.Igualmente, por quinto año consecutivo en la comuna de San Pedro de Atacama, se ha financiado el reforzamiento psicopedagógico de los procesos de aprendizaje de los alumnos, además de la realización de talleres y actividades recreativas en la Escuela de Toconao, en conjunto con las religiosas del convento Patmos de la misma localidad.

Uno de los principales ejes del quehacer de SQM en el ámbito de su responsabilidad social dice relación con el desarrollo económico y social de las comunidades en que se inserta.  El Programa de Fomento Agrícola “Atacama Tierra Fértil” en la comuna de San Pedro de Atacama y en la localidad de Quillagua en la comuna de Maria Elena, persigue también apoyar a la comunidad en el desarrollo de una agricultura sustentable que permita obtener productos con mayor valor agregado.

En la comuna de Pozo Almonte, SQM en conjunto con elInstituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), la Municipalidad de Pozo Almonte, y la compañía Minera Teck Quebrada Blanca, ha desarrollado el “Programa de Mejoramiento Agro-productivo y Comercial de los agricultores de la localidad de Pintados”, iniciativa orientada a fortalecer la actividad agrícola de la zona, así como propiciar el incremento de sus ingresos familiares a través del Encadenamiento Agro-comercial.Un interesante proyecto, enmarcado dentro de esta línea de trabajo, se ha desarrollado en Toconao y se bautizó como Proyecto Vino Ayllu, producido en altura por los agricultores de la zona junto a un equipo multidisciplinario de SQM, quienes han logrado metas relevantes en el desarrollo de su proyecto vinífero a más de 2.400 metros sobre el nivel del mar, al adquirir la disciplina en el manejo del cultivo y de la vinificación de sus frutos.